martes, 1 de julio de 2014

El día que añoramos la cerveza argentina


Caminábamos por Choroní mientras veíamos cadáveres de botellas y latitas de cerveza Polar Light por todos lados. En Argentina, un hombre que toma cerveza light no es muy macho.


La Polar Light es como agua, liviana y con menos porcentaje de alcohol que la cerveza a la que estamos acostumbrados. Y no podía evitar preguntarme como terminarían estos si tomaran la misma cantidad pero de la nuestra.
Empezamos a debatir y recordamos una cerveza negra que solíamos tomar en casa. Nuestras miradas se perdieron en el horizonte añorando y nuestras mentes pensando: Mmmmm cerveza! (léase como Homero de Los Simpsons).



Malecón de Choroní
Lagartija color turquesa 
Chuao, donde se cultiva el mejor cacao del mundo
En un camión subiendo al pueblo de Chuao
Plaza de Chuao
Enloquecidos con los helados de cacao
Cacao
Árbol de cacao 
Árbol de cacao
Árbol de cacao
Hasta los perros duermen
Antes había intentado convencer a Gaby para ir a Colonia Tovar y no lo había logrado. Pero con esto y sabiendo que el clima ahí es fresco, lo logré!

Trepamos hasta los 1800 metros por un camino muy empinado en las montañas, pasando por vistas espectaculares, hasta que empezamos a divisar casitas típicas alemanas. Ningunos tontos los alemanes que se instalaron acá hace 150 años.
Seguíamos avanzando y cada imagen nueva que aparecía era digna de un cuadro. Cada casita era un mundo, con sus maceteros y sus flores prolijas. Se notaba que tenían amor.

Llegamos a Colonia Tovar y disfrutamos del frío 




Y no podía evitar pensar como es que los alemanes llegaron acá sin nada y terminaron armando esto. Porqué algunos pueblos son tan prósperos y otros no?
Todas las colinas de las montañas estaban sembradas con algo. Había que trabajar la tierra, claro. Los duraznos, las frutillas, moras y frambuesas no crecen solas.
Más tarde alguien me tiraría una punta para comprender un poco.




Conversábamos con los bomberos que nos permitían estacionar en el cuartel para pasar la noche. El tema de conversación era siempre el mismo en Venezuela: La política. No importa si es a favor o en contra de la Revolución y el Chavismo. Cualquier conversación siempre termina en política. Se quejaban de que el Mercal (Supermercados con productos a precios subsidiados por el Gobierno) llega una vez por semana, que las colas son interminables y que no alcanza para todos. Fuera del Mercal todo cuesta mucho, muchísimo mas caro.
Hablamos también del desabastecimiento. La harina para hacer arepas escasea y Empresas Polar, empresa capitalista muy importante, principal productor de la harina marca Pan, parecía ser la única culpable. La Ley de precio justo alcanza a esta harina y a Polar se le atribuían los cargos de especuladora y no se cuantas cosas más.

No pude evitar interrumpir la charla.
  • -     Perdón, pero la cerveza Polar la fabrica la misma Empresas Polar?
  • -      Si, claro!
  • -      Y el precio esta regulado?
  • -      No! Llega a haber desabastecimiento y se para el país. A los venezolanos nos gusta tomar    y somos flojos (vagos, perezosos).


Parece que nadie se cuestiona seguir llenándole los bolsillos al Sr. Polar y no se habla del contrabando que se lleva, no solo Harina Pan, sino también productos de la canasta básica del Mercal, a los países fronterizos. Esto nadie nos los contó. Tiempo después vimos con nuestros propios ojos una tienda en Colombia, a metros de la frontera, donde vendían estos productos. Desde donde estábamos parados podíamos ver a los funcionarios de la Guardia Nacional.




La conversación cambió de rumbo y terminamos comprobando una vez más el refrán que dice: Pueblo chico, infierno grande.
Nos contaron que hay muchos muertos por envenenamiento. Como tienen al alcance los productos químicos que se usan en el campo, se hacen unos cócteles explosivos y van a parar al cementerio. Lo que no entendimos es si se suicidan o son asesinados. No quisimos seguir preguntando.

Finalmente no tomamos cerveza pero nos dimos el gusto de comer unos duraznos deliciosos, de esos que no comíamos desde nuestro último verano en Argentina, hace casi un año y medio. Como pasa el tiempo che!

4 comentarios:

  1. Qué lindas fotos chicos! Por un momento todxs viajamos acomodaditos dentro de la Kangoo. Se gradece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Siempre hay lugar para todos en la Kangooneta! Saludos

      Eliminar
  2. Qerido helado de chocollate, no es cuestion de comparar, sino de disfrutan, y de eso ustedes saben... Con permiso me voy a tomar una cerveza en su honor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruten heladito y cerveza que acá se extraña! Un abrazo!!

      Eliminar

Dejanos tus comentarios acá!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...